Un hogar está cargado de recuerdos forjados en el tiempo con nuestra familia. Cambiar de residencia suele costarnos mucho y no siempre miramos nuestra propiedad inmobiliaria de manera objetiva. Si estás pensando en vender piensa en hacer tu vivienda más atractiva para los futuros compradores. No tenemos una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión, por eso imagina cómo te gustaría que estuviera si fueras tú el que está buscando un nuevo hogar para su familia.

Sé transparente y claro con el estado de la vivienda, si un comprador duda del estado puede que se muestre reticente para comprar pensando que puede haber algo más camuflado que él no está viendo y que le podría suponer un gasto extra en el futuro.
Hacer una reforma puede revalorizar nuestra vivienda pero si no estás pensando en reformar sí que debes arreglar esos pequeños fallos que no importan en el día a día pero que pueden ser molestos para un extraño como el rechinar de una puerta o el goteo de un grifo.

Haz que cuando un posible comprador entre en tu vivienda quiera quedarse a vivir, sube las persianas, ilumina correctamente, cuida los olores y recoge tu hogar, una cocina desordenada o sucia puede hacer dudar a un comprador.

Si quieres vender, prepara tu vivienda para que sea un espectáculo para los posibles compradores y lleva ¡TU CASA A ESCENA!

Descarga el PDF completo, haciendo click sobre la imagen.

1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?
Envíanos un WhatsApp
Powered by