El presidente de la ACERV, José Antonio Villodres, apuntó que se mantuvieron  los 30.000 visitantes pero que se vendió en torno a un 20 por ciento menos.
 
     La XIII Feria de la Tapa cerró el pasado domingo sus puertas con unos números de visitas similares a los de años anteriores pero sufriendo la crisis.
 
    Ese fue el balance de los comerciantes el pasado lunes en Vivo en Rincón, el programa que emite de lunes a viernes VictoriaFM (107.2). En este sentido, el presidente de la Acerv, José Antonio Villodres, aseguró que el volumen de negocio habia bajado en torno a un 20 por ciento durante los cuatro días que duró la feria, protagonizada por las tapas de 18 establecimientos rinconeros.

    «Ha sido una feria sin incidencias que ha servido para revitalizar el comercio de la zona, ya que no sólo ha favorecido a los stands que han montado sino a todos los comercios que se situaban en torno al Paseo Marítimo», aseguró Villodres.

     Por su parte, el presidente de AEHMURV, Manuel Sánchez,  apuntó que este año hubo  más nivel en las tapas tanto en la decoración como en la calidad de la comida.

     El domingo  la Feria de la Tapa finalizócon el tradicional Concurso de Tapas con tres premiados. El premio para la mejor tapa de la feria se lo llevó Casa Coral con su ‘Montadito de Cresta’, el premio al mejor stand, Taberna el Monaguillo y por último, el premio a la tapa autóctona, Freiduría El Cartuchito por su ‘Pulpo Frito’.

 
 
Gentileza de Alina Caravaca   www.tudiras.tk/
Hola
¿En qué podemos ayudarte?
Envíanos un WhatsApp
Powered by